Prepara esta rica galleta y disfruta sus beneficios como hace 10 mil años

La galleta ha acompañado a la historia de la humanidad, por lo menos desde los primeros siglos de la era cristiana, aportando sabor, dulzura y energía a quien la consume, aprende a hacer esta rica botana de manera saludable y fácil, desde la comodidad de tu hogar y disfruta de sus beneficios.

Herwin Godoy Briceño/Agencias

La galleta debe su nombre a una panque  llamada gallette que se consumía en la edad media, pero su origen se remonta a unos cuantos siglos atrás  cuando en el siglo III los romanos idearon casi que por accidente este alimento al pasar una masa de cereal por el calor extremo, obteniendo así la energía del cereal en una presentación fácil de llevar y de conservar.

Al principio solo era de cereal sin levadura, luego se le fueron añadiendo otros ingredientes como huevos y jugo de carne, para finalmente suplantar este ultimo por leche y añadir el azúcar o endulzante, logrando convertirla en la reina de los postres a nivel mundial.

Beneficios

Las galletas son en si un alimento completo aportando al cuerpo de quien lo consume, proteínas, gracias a los huevos, calorías gracias al cereal base y energía por el endulzante, en la mayoría de los casos azúcar, pero que puede suplantarse por papelón para hacerla mas sanas.

Además debido a su composición y cocción son más duraderas que el pan y se pueden conservar en la alacena de una casa, evitando la humedad y el calor extremo por largos periodos de tiempo

De acuerdo a la página web instituto de la galleta, su consumo forma parte de una dieta equilibrada, gracias al aporte energético de sus macronutrientes, y a las vitaminas y minerales que contienen.

Esta misma pñagina indica que comer ocho galletas en el desayuno es igual a consumir una taza de cereal en la mañana lo que la hace ideal para niños y adolescentes, pues ayudan a su crecimiento, así como suponen un aporte energético que favorece su desarrollo y rendimiento intelectual.

Además una galleta, sobr etodo si es casera, da a quien la consume vitalidad, saciedad, y son ricas en nutrientes, aportando calcio  y para las embarazadas es genial debido a que por ser de cereales y huevo es rica en ácido fólico del complejo B que puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento en el cerebro y la médula espinal denominados defectos del tubo neural

Esto sin contar con que debido a la variedad y versatilidad de su preparación, existen recetas que se adaptan a las necesidades específicas de quién la va a consumir, desde diabéticos hasta intolerantes a la lactosa o al gluten.

Receta base

Esta es la receta bae, partiendo de aquí puedes hacer las variaciones que desees con los ingredientes que tengas a bien incorporar, partiendo de esta, el límite es tu imaginación y talento.

  • 250 gramos Harina de trigo o arroz, 150 gramos de azúcar o papelón, huevos, 150 gramos de mantequilla o margarina, una cucharadita de polvo de hornear, 1 huevo, una cucharadita de vainilla

Preparación

En un envase mezcla el azúcar o papelon y la mantequilla con batidora eléctrica o a mano pero con una cuchara de madera.

Luego agrega a esta mezcla, una vez que la misma ya este cremosa y sin grumos, el huevo y la vainilla, bate enérgicamente y luego incorpora de a poco la levadura y la harina de trigo o arroz.

Debes lograr  masa homogénea y deja descansar en la nevera por lo menos dos horas. Enharina el molde a utilizar.

15 minutos antes de sacar la masa, precalienta el horno a 180 grados centígrados, luego comienza a dar forma de galletas ayudado con un rodillo y cortándolas con un molde o un cuchillo, lo ideal es colocar una forma semi circular y separadas en el molde, preferiblemente plano cada galleta pues el calor la aplastará y cocinará

Hornea durante 15 minutos y deja enfriar fuera del horno a temperatura ambiente.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Aprende a preparar las adictivas Galletas oreo en tu casa – Arepa Frita
  2. ¿Roncas? Cuidado te puede dar cáncer – Arepa Frita

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*