Conoce qué es el Ictus y cómo puedes prevenirlo

La OMS decidió nombrar el 29 de octubre como el día mundial de las enfermedades cerebrovasculares o Ictus (golpe en griego), desde arepafrita, de la mano con la especialista Claudia Rivas muestran lo que debemos hacer para evitar sufrir un accidente cerebrovascular.

Herwin Godoy Briceño

El ictus no es otra cosa que el trastorno brusco de la circulación cerebral en el que hay un área afectada de forma transitoria o permanente por isquemia o hemorragia, conocido hasta hace poco como accidente cerebrovascular o apoplejía.

Claudia Rivas, coordinadora de la unidad de ictus del Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM), señaló en exclusiva a arepa frita, que estas enfermedades pueden ser de dos tipos; la isquémica y la hemorrágica., el primero, considerado el más frecuente se produce cuando ocurre el taponamiento de la arteria, lo que impide que la sangre alcance una zona del cerebro, evitando el paso de oxígeno y nutrientes a las células que sufren la lesión la oclusión puede deberse a un trombo, a la presencia de un tumor que comprima la arteria, o a un coágulo (generalmente enviado desde el corazón).

De acuerdo a Rivas, cuando el flujo no se obstruye durante un periodo de tiempo importante, se encuentran con un Ataque Isquémico Transitorio (AIT).este tipo de ataques, aunque reviertan espontáneamente, deben ser valorados por un neurólogo, ya que es importante conocer si el tejido cerebral ha resultado dañado, y debido a que las personas que han sufrido AIT presentan más riesgo de acabar padeciendo un ictus isquémico más prolongado en el tiempo, apareciendo el infarto cerebral y la muerte de una parte del cerebro.

El segundo tipo es el Ictus hemorrágico, este según web consultas es menos frecuente y se produce por la rotura de una arteria, que puede ser intracerebral (de dentro del cerebro) o de la superficie del cerebro (cerca de las capas que lo envuelven, las meninges), de acuerdo a la especialista del SAHUM, son propensos a estos ataques personas con diabetes, hipertensión arterial o arteroescleroris.

Tengo cáncer ¿Y ahora qué hago? Parte I

De acuerdo a la especialista zuliana en neurología el Ictus hemorrágico puede ocurrir cuando se forma  un coágulo en una arteria que ya está muy estrecha, denominada accidente cerebrovascular trombótico..  O si un  coágulo se desprende de otro lugar de los vasos sanguíneos del cerebro, o de alguna parte en el cuerpo, y se traslada hasta el cerebro, lo que se denomina embolia cerebral o accidente cerebrovascular embólico.

Síntomas del ictus

Como en todas las enfermedades el atacar a tiempo su presencia puede traer beneficios para el paciente, por lo que hay que estar atentos a sus síntomas y acudir al especialista lo antes posible, pues si aparece una pérdida brusca de la fuerza o sensibilidad en un lado del cuerpo y en muchos casos la cara se tuerce como único síntoma, se presenta una  dificultad para hablar o atender lo que se le dice o se presenta una pérdida brusca de visión en un ojo o en una parte del campo visual, o de la estabilidad o un dolor muy intenso de cabeza, que no es habitual, hay que acudir al médico, pues puedes estar sufriendo un ictus.

 Cómo lo evitamos

De acuerdo al Consejo General de Colegios Farmacéuticos y la asociación de pacientes Freno al Ictus el 90 % de los ictus se puede prevenir y Rivas está de acuerdo con esto añadiendo que sobre todo en los ataques hemorrágicos, el “golpe” se da en vasos sanguíneos previamente dañados por no cuidarse de manera adecuada en las enfermedades previamente enumeradas.

Pero hay factores de riesgo vascular que no se pueden modificar como que el  riesgo aumenta con los años, la incidencia es mayor en las mujeres a partir de los 85, el historial familiar y que en personas de raza negroide el riesgo es mayor.

Además que se debe tener cuidado, cuando luego de sufrir algún traumatismo el paciente presenta adormecimiento de los miembros o dificultad para su movilización, pues se debe determinar si es o no un ataque de ictus o simplemente un efecto del golpe, indicó Rivas.

Para prevenir estos ataques, se deben evitar los traumatismos craneales, por golpes o caídas, por lo que el practicar deportes de alto riego se debe cubrir la cabeza con cascos de protección, para evitar dilatación de la arteria (aneurisma), que hace que la pared de la arteria no pueda expandirse más y se rompa. De igual manera se deben evitar infecciones del cerebro, y el consumo de  droga, incluyendo el abuso del cigarro y el alcohol que pueden provocar hemorragias.

Además la doctora Rivas señala que se deben controlar bajo la supervisión de especialistas; la hipertensión, diabetes y arteroesclerosis, además de tener una alimentación balanceada para controlar los niveles de colesterol y grasas, por lo que, trabajar de la mano de un nutricionista es la mejor idea que puede tenerse.

Controlar los niveles de estrés ayuda a mantener sano el corazón y el cerebro, por lo que Rivas recomienda realizar ejercicios de relajación en momentos de estrés y angustia, y debido a que la circulación se beneficia de los ejercicios aeróbicos, la galeno receta una rutina de ejercicios que permita tener el cuerpo sano.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*