Mi bebé es prematuro y ahora qué debo hacer

Un bebé es considerado prematuro cuando se produce su alumbramiento antes de los nueve meses de gestación o antes de las 37 semanas de su concepción, y requieren sin lugar a dudas una serie de cuidados una vez sale de alta, quédate leyendo este artículo y averigua qué debes hacer

Herwin Godoy Briceño/Foto principal Cortesía de Fanupur

Aunque no todos los bebés prematuros son como el caso reseñado el pasado 28 de febrero de 2019 en Tokio; Japón, quien logró ser dado de alta a pesar de haber nacido con un pesode solo 268 gramos, este al igual que el resto si necesitan cuidados especiales.

El extraño caso, según la BBC  es el recién nacido más pequeño del mundo que logra abandonar el hospital para continuar con su vida junto a su familia., fue atendido por   el doctor Takeshi Arimitsu, quien indic{o ue este es un vivo ejemplo de que los bebés prematuros pueden salir sanos del hospital, pues al momento de su alta , luego de varios meses de hospitalización alcanzó los 3 kilos 200 gramos, superando entonces e peso que según la Organización Mundial de la Salud considera de bajo peso para un neonato, a saber; 2:500 gramos.

El bebé récord tuvo que ser sacado del vientre de su madre por cesárea a las 24 semanas (5 meses y medio) pues había dejado de crecer en el vientre de su madre.

Pero cuales son los cuidados que este bebé deberá recibir en su casa. 

lo primero es entender que es la prematuridad al nacer, que es un factor de riesgo asociado a ciertos problemas de salud, y por esto los bebés prematuros permanecen hospitalizados hasta que cumplen una serie de condiciones, entre las que se cuentan, llegar a dos kilos 500 gramos,  ser capaces de regular adecuadamente su temperatura corpora y una maduración de pulmones, misma que se logra según el Hospital Universitario de Keio, en Japón en un 90 % de los bebés, pero para los nacidos de menos de 300 g, se reduce a alrededor del 50%, y un 75% si es varón.

La hepatitis A una patología rodeada de mitos

 

Es importante saber que en principio, según la página web consultas el bebé prematuro tiene las mismas expectativas de desarrollo que cualquier bebé nacido a término, sobre todo si al nacer superaba el kilo de peso pero, una vez en el hogar, estos niños precisan de una serie de atenciones específicas y un estrecho seguimiento médico, sobretodo durante su primer año de vida.

Atención 

Los prematuros tienen muchas necesidades especiales que hacen que su cuidado sea diferente del de los bebés que nacen a término. Este es el motivo por el cual, con frecuencia, son internados en una unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU) después del parto.

La unidad de cuidados intensivos neonatales es un ambiente que limita el estrés para el bebé y satisface sus necesidades básicas de calor, nutrición y protección, para garantizar el desarrollo y el crecimiento adecuados.

Durante su primer año de vida hay que estar pendientes de ciertos síntomas que pueden presentar y que ameritan la consulta pediátrica inmediata, como po ejemplo dificultad para respirar, camio de color en el rostro bien sea pálido o azulado, cambios bruscos de temperatura, llanto constante sin razón aparente, disminución en la cantidad de orina o heces en el día.

De igual manera el que le cueste despertarse o comer bien sea por que no quiere alimentarse o lo haga en menos cantidad, deben ser señal de alerta para acudir a su pediatra, pues el tardarse para acudir puede significar la diferencia entre la vida y la muerte del bebé o del desarrollo o no de lesiones permanentes en el niño o niña.

Precaución 

Cortesía 20 minutos

Para que el prematuro pueda crecer sano y fuerte se debe tener cuidados preventivos en los primeros meses de vida, pues no cuenta con el mismo sistema inmunol{ogico qe un bebé que nació a termino por esto  se deben evitar visitas por lo menos durante las primeras semanas, luego de sto y durante los primeros seis meses quienes le visiten deben de estar seguros que no sufren de alguna enfermedad contagiosa, en todo momento hay que evitar que manipulen demasiado al bebé y de hacerlo, previamente deben lavar sus manos.

Tanto propios como extraños deben lavar bien sus manos antes de tocar al bebé o manipular sus cosas como biberones, chupones, ropa, pañales, entre otros.

De la misma manera, su habitación debe estar lo más limpia posible y sus pañales deben cambiarse como mínimo cada tres o cuatro horas.

En cuanto a su alimentación, debe ser, si se quiere un desarrollo óptimo y que el bebé sea un niño sano además de evitar cualquier enfermedad, leche materna además unas ocho o diez veces al día si el bebé o es capaz de mamar directamente debe administrársele la leche materna mediante sonda.

Hay que recordar que la leche materna tiene una ventaja frente a la fórmula pues contiene proteínas que ayudan a combatir las infecciones y promueven el crecimiento, además en muchos casos los pediatras agregan fortificantes especiales a la leche materna  porque los bebés prematuros necesitan más vitaminas y minerales que los bebés que nacen a término.

Casi todos los bebés prematuros reciben más calcio y fósforo, ya sea fortificando la leche materna o dándoles fórmulas especiales para prematuros. Las sustancias químicas y los minerales presentes en la sangre del bebé (como glucosa, sal, potasio, calcio, fosfato y magnesio) se miden regularmente y la dieta del bebé se ajusta para mantener estas sustancias dentro de un nivel normal seg{un reseña la página web kidshealth.org

Si un neonato a término duerme entre 16 y 18 horas diarias, los prematuros pueden alcanzar las 20 horas sin problemas, no seguidas claro está, se recomienda inclusive que haya una luz tenue y un radio a bajo volumen en su habitación para que concilie el sueño, pues vienen de un ambiente hospitalario donde las lámparas y el ruido de baja frecuencia es lo normal.

Para dormir, hay que colocar al bebé boca arriba (salvo que el médico indique otra postura), comprobando siempre que no haya ningún juguete u otro objeto dentro de la cuna.

Sobre las salidas y paseos su médico tratante deberá decidir cuando es posible hacerlo, lo que si es condición sin discusión, es que debe hacerse a lugares poco concurridos para evitar contagios de enfermedades.

Si sigues estos consejos en pocos meses, a mas tardar un año, tu hijo y tu podrán llevar una vida normal, sin complicaciones y donde no quedará rastro de su prematuridad al nacer.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*